Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Maria.Acker bilk’

Fin del cuadro

Y aquí acaba El Cuadro.

Subirlo así, por partes, era algo que de cualquier manera tenia previsto hacer, pero ahora estoy más que contenta, porque he podido ir notando  de que manera , para cada uno de vosotros , los protagonistas ,Maria y Francisco, iban teniendo unas personalidades bien definidas.Casi distintas según quien comentase.

Y del final que decimos? Probablemente no sea el final que se imaginó, o…..se deseó..Quizás sí.. quizás no…Pero como le decia a Pepi, no cabía otro final… No para mí, por lo menos.

Sea como sea, estoy encantada y honradisima con vuestra fidelidad.

Y como siempre, deciros que la música que ha sonado desde el comienzo es:”Strangers on the shore” interpretada de una forma extraordinariamente sensual por Acker Bilk.

Extraños…

Nuevamente: Gracias

 

Confiar  en un desconocido. Justo lo contrario de lo que siempre le habían enseñado.

Pasearon mucho rato. No sabía cuanto, pero empezaba a notar cansancio.

No tenia ni idea de porque sitios pasaban.

Francisco reía mirándola, cuando la veía agrandar los ojos observándolo todo. Cada detalle, cada fuente, parque o edificio.

De repente, él le dijo:

-“Hemos llegado , María”.

Era un edificio enorme,,precioso..lujoso.

Recordó las revistas que veía en la peluqueria .Ese edificio era de ese estilo. Gente con dinero .Inaccesible para ella.

Subieron en un ascensor casi más grande que su cocina hasta el último piso.

Francisco abrió la puerta de su casa y le dijo que entrase.

Pero María estaba como petrificada. Si todo el  edificio era lujo y riqueza..¿cómo sería su casa?.Se sintió fuera de lugar. Ella, con su camiseta de lycra roja, y sus pantalones pirata .Y en sandalias.

Tuvo que empujarla hacia dentro.

María no daba crédito.

El apartamento era…..enorme.

Pero no era eso, no . Apenas habían muebles. Habían cuadros.

No cuadros enmarcados, no.

Lienzos. Cientos de lienzos amontonados .Tirados por cualquier parte.

Frente a ella, un inmenso ventanal. Sin cortinas. Sin decoración .Solo cristal,,y Madrid….a sus pies.

-“María..ven”.

Ella se dejó llevar.

La llevó a una habitación…diferente. Otro mundo.

El contraste, la sorpresa,,,fue tanta que apretó su mochila para que no se notase que las piernas le flaqueaban.

Aquello no era real. En aquella habitación, el tiempo no existía. O se había detenido un par de siglos atrás.

Francisco se acercó a ella, y por primera vez no vió la sonrisa burlona.

Vió dulzura..ternura…Si, era eso..Era un rostro dulce.

Con cuidado ,despacio..le fue quitando la ropa.

María no tenia ni miedo ni vergüenza..No sabía el porqué. Pero no sentía nada de eso al verse desnuda frente a un desconocido.

La cogió en sus brazos y la depositó suavemente en la cama. La colocó.

-“María..tú vas a ser  ella. Eres..ella. Siéntelo así porque yo te voy a pintar..”.

-“Tú eres La Maja….María”.

Durante horas,  Maria fue la mujer del cuadro.

Durante horas, los dos, fueron modelo y pintor.

Compañeros. Amigos,  Confidentes. Cómplices y amantes.

Aún después de haber finalizado el cuadro,,Francisco lo tapó y no se lo dejó ver. No escuchó ninguna de sus protestas.

A la mañana siguiente, él la autorizó para ver el lienzo.

Para contemplarse…..

María lloró. Lloró sentada en aquel tren que la llevaba de vuelta a casa.

Lloró mirando aquella fotografía de un cuadro que había cobrado vida.

María lloró sabiendo que jamás nadie podría ver aquello.

María lloró al verse convertida en la Maja..

Maria lloró….

FIN

agosto-2003

Amparo

 


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios

Read Full Post »